Anuncio
Banner
Anuncio
Banner

Neonatos de alto riesgo y estimulación temprana

PDFImprimirE-mail

argaiv1046

 

 

Existen determinadas situaciones en las que los neonatólogos deben estar atentos para derivar a los recién nacidos a Estimulación Temprana: los neonatos de alto riesgo. En las líneas siguientes se establecen los criterios a seguir para la derivación, para paliar las deficiencias y los retrasos que estos bebés pueden presentar.

Hoy en día existe una amplia gama de pacientes incluidos en este grupo denominado neonatos de alto riesgo. Ahora bien, ¿a qué nos referimos cuando hablamos de ellos?
Principalmente, a aquellos pacientes que reúnan una o más de las siguientes condiciones:
• Peso al nacer menor de 1.500 gramos.
• Peso inferior a - 2DS para su edad gestacional.
• Menor a 30 semanas de EG.
• Más de 7 días con examen neurológico anormal.
• Perímetro craneal superior o inferior a 2 DS.
• Bilirrubina superior a 25 mgrs / dl en RN a término.
• Distress respiratorio precisando ventilación mecánica.
• Convulsiones.
• Apgar 3 o inferior a los 5 minutos.
• Infección del sistema nervioso central.
• Patología cerebral en ecografía o TAC.
• RN de madre alcohólica o drogadicta.
• RN con hermano afecto de patología neurológica no aclarada o con riesgo de recurrencia.
• Hermano gemelo si el otro reúne alguno de los criterios de inclusión.
• Pacientes afectos de enfermedades congénitas del metabolismo susceptibles de ocasionar déficit neurológico.
• Pacientes que presenten afecciones ortopédicas no determinantes.

Evaluaciones y controles dentro de la UCIN
Cuando nos encontramos con pacientes con estas características, es sumamente importante dentro de la UCIN realizar una interconsulta con estimulación temprana a fin de comenzar un tratamiento precoz que disminuya considerablemente las secuelas producto de la situación.
El profesional de E.T. deberá tener en cuenta al evaluar:
• Edad gestacional y corregida.
• Mecanismos de succión - deglución.
• Fondo de ojos.
• Otoemisiones acústicas.
• Postura.
• Tono muscular.
• Movilidad espontánea y pasiva.
• Malformaciones.
• Síndromes Específicos.
• Etcétera.
Con esta información, el E.T. puede comenzar el proceso de evaluación y tratamiento específico para cada situación a saber:
1. Realizar estimulación oro facial en prematuros mayores a 35 naked celebrities
Shemale Porn
hentai sex
milf ass
celebrity sextapes
naked celebrities
cartoon porn pics
real celebrity porn
celebrity sex videos
semanas de gestación para favorecer la succión efectiva y evitar el uso prolongado de SOG.
2. Realizar evaluación de función visual en los neonatos y comenzar el proceso de estimulación visual en aquellos prematuros que cursen con ROP u otro proceso de compromiso visual.
3. Realizar equipamiento y/o ferulaje (siempre que el E.T. sea Lic. en Terapia Ocupacional) para corregir deformidades ortopédicas o posturas anormales.
4. Comenzar con estimulación auditiva.
5. Realizar estimulación propia para patologías específicas (síndrome de Down, P.C., hidrocefalia, etc.).
Estos pacientes son los que necesitan comenzar el tratamiento dentro de UCIN debido a la gravedad de su patología o por la alta probabilidad de secuelas al corto plazo.

¿Cuándo derivar a los neonatos que no presentan riesgo a corto plazo?
Vimos en el párrafo anterior el caso de RN con alto riesgo a corto plazo. Ahora bien, ¿cuándo es necesario derivar a un recién nacido a estimulación temprana?
Es importante considerar que todo RN que ha requerido de una internación en UCIN necesita de un seguimiento más profundo de su desarrollo. A modo de conceptualizar, podemos decir que deben ser derivados a estimulación temprana:
• Todo prematuro menor de 35 semanas de gestación. Entre las 30 y 35 semanas es recomendable derivarlos cuando cumplan los 3 meses de edad cronológica. (Los menores de dicha edad son considerados de alto riesgo y fueron tratados en el párrafo anterior). Estos prematuros cursan en su mayoría sin alteraciones neurológicas ni patologías, pero debido a su prematuridad es muy probable que recurran en un retraso fisiológico de su desarrollo psicomotor, por lo que es recomendable su derivación a fin de acortar lo más posible el cumplimiento de los logros en cuanto a su edad cronológica y corregida.
• Aquel RN que haya cursado con SDR, Apgar bajo, ARM, incompatibilidad ABO, bilirrubinemia no controlada sin kernicterus, es decir, aquellos RN que si bien no presentaron estados de gravedad que los calificaran para el grupo antes descriptos, pueden presentar patrones de retraso psicomotor fisiológico (sin lesión causal) que con un tratamiento precoz de estimulación temprana sortean rápidamente las dificultades llevando una vida completamente acorde a su edad cronológica.
• Por último un grupo importante a tener en cuenta es el conformado por aquellos RN que presentan alto riesgo social. Este grupo es el que mayor dificultades presenta ya que su entorno es el que genera un ambiente poco estimulante y, a su vez, no reconoce la necesidad de tratamiento, por lo que suelen presentar altas tasas de deserción o ausentismo. El retraso que se presenta en estos niños está marcado mayormente en el área socio lingüística, a diferencia de los pacientes antes descriptos que suelen presentarla en el área motriz gruesa.
Es importante remarcar, a modo de conclusión, la necesidad de contar con profesionales capacitados y entrenados en estimulación temprana en todas las salas de CIN y de llevar a cabo programas de seguimiento del recién nacido de riesgo a fin de prevenir a tiempo secuelas y lesiones que marcan profundamente el desarrollo y la vida de los pequeños.

María José Panzanella*
* María José Panzanella es licenciada en Terapia Ocupacional y Terapeuta en Estimulación Temprana y Visual del Hospital Dr. José María Cullen de Santa Fe, República Argentina.

 

Fuente:  http://www.elcisne.org

 www.todosobreelbebe.comNeonatos de alto riesgo y estimulación temprana